Archivo

Posts Tagged ‘cuencas mineras leonesas’

¿Pro-nuclear = anti-carbón?

Una de las desventajas de Twitter es que un mensaje de 140 caracteres o menos puede llevar a confusiones, ya que no siempre es fácil sintetizar en tan corto espacio una idea que nos ronda la cabeza. Y como Twitter se me queda pequeño en ocasiones, voy a responder aquí a las palabras de Ibán García del Blanco, que se define en la citada red social como “abogado de profesión y en este momento concejal del Ayuntamiento de León y Secretario de Organización del PSL-PSOE“.

Por lo poco que sé de él, Ibán García del Blanco es una persona bastante más competente que el primer edil del Ayuntamiento de León, y le ha tocado bailar con la más fea en algunas cuestiones que le han granjeado mala fama en ciertos sectores sociales y mediáticos. Personalmente creo que su labor ha sido más que digna en un equipo de gobierno de regional preferente que ha patinado en demasiadas cuestiones para citarlas aquí.

Pero vamos al grano… Esta mañana, cuando he decidido ver qué se cocía en Twitter (algunos no tenemos ni tanto tiempo como el alcalde ni ganas de ser el perejil de todas las salsas), me encontré con un debate entre @Ibangarciadb y @dapepas en torno al controvertido tema del carbón. Los términos del debate son más o menos los siguientes:

  • Ibán García del Blanco defiende que las ayudas al carbón continúen de tal modo que se mantengan los puestos de trabajo que este sector genera en la provincia.
  • David Pérez sostiene que las ayudas al sector privado no tienen razón de ser y propone la energía nuclear como alternativa.
  • Ibán García del Blanco cree que la nuclear no es una buena solución, y que Ciuden puede solucionar uno de los problemas del carbón, las emisiones de CO2.
  • En una conversación paralela con @diegomorenoleon Ibán García del Blanco afirma lo siguiente: “Pues parece que por aquí algún sector es claramente pronuclear y anticarbón. Y es legítimo,pero que lo digan claramente.”

No sé si tal afirmación se refiere a mi o no, pero me gustaría dejar claras algunas cosas (con los comentarios abiertos, como siempre en este blog):

  1. Yo no soy pronuclear, en todo caso soy proenergíabarata. Y si la alternativa más económica es hoy por hoy la energía nuclear, soy partidario de que se pongan los medios para que se produzca más energía nuclear.
  2. Yo no soy anticarbón. Muy al contrario, creo que el carbón está considerado como reserva estratégica para España, de ahí que reciba las ayudas que recibe, y creo que debe mantener esa consideración de reserva estratégica durante muchos años. Eso no significa que no sea consciente de que en 2018 se terminan las ayudas europeas, motivo por el cual es más que necesario pensar en alternativas al carbón.
  3. Ya abrí un debate hace tiempo sobre las posibles alternativas al carbón; invito a Ibán García del Blanco a plantear soluciones para las cuencas en los términos planteados en esas líneas, estoy seguro de que su aportación resultará de sumo interés para todos.
Anuncios

El futuro de las cuencas mineras

02/11/2010 1 comentario

Asumo que la publicación de esta propuesta me va a granjear más de una y más de dos enemistades, y lo más probable es que no haya forma de solucionarlo, pero quiero dejar claro que no es esa mi intención. El fin último de las siguientes líneas no es otro que poner otra idea sobre la mesa y que quien tenga que debatirlo lo haga.

Como bien sabemos todos a estas alturas, el futuro de la minería en León es incierto a corto y largo plazo. ¿Los motivos? Varios, aunque ya se ha encargado la prensa leonesa de ocultarlos convenientemente. Pongamos los puntos sobre las íes:

  • el carbón leonés es muy caro comparado con el que se importa de otros países como Polonia.
  • la mayor parte del carbón autóctono se destina a la producción de electricidad, lo cual permite considerar el carbón berciano como un recurso estratégico.
  • las cuencas mineras, que sufren en los últimos años una despoblación y un envejecimiento cada vez mayores, sufrirían un colapso económico y social si la minería no es sustituida por una actividad equiparable en términos de empleo e inducción de actividad.
  • los denominados “fondos MINER” no han servido para contener la despoblación de las cuencas debido al uso partidista, irresponsable y desvergonzado que han hecho de ellos las administraciones, con la Junta a la cabeza y los ayuntamientos a su rebufo, compitiendo en incompetencia.
  • subvencionar el carbón leonés genera buena parte del denominado déficit de tarifa que está obligando a nuestro Gobierno a endeudarse a largo plazo, amenaza la viabilidad de las centrales térmicas gallegas que queman carbón foráneo y no garantiza el futuro de las cuencas, inmersas en un declive de difícil solución.

Así las cosas, el futuro de las cuencas mineras leonesas se antoja muy complicado. ¿Qué alternativas hay? Las que se han planteado son, grosso modo, las siguientes:

  • fomentar los cielos abiertos, que mejorarían la competitividad del carbón leonés.
  • invertir los fondos MINER en infraestructuras (de las de verdad, no aceras y campos de fútbol o circuitos de Fórmula 1).

Desde este rincón me gustaría plantear una alternativa que nadie ha puesto sobre la mesa (al menos no me consta que así sea) y que podría solucionar algunos de los problemas expuestos anteriormente o paliar al menos sus consecuencias: la energía nuclear como alternativa al carbón.

Instalar una central nuclear en las inmediaciones de Villablino o de Ponferrada supondría crear entre 500 y 600 empleos directos, un 40% de ellos para titulados universitarios, amén de numerosos empleos temporales de periodicidad anual que demanda el mantenimiento de las instalaciones. No es una solución perfecta, pero habrá pocos parches tan efectivos como éste, que tiene además la ventaja de contribuir a reducir el déficit de tarifa e incluso el precio de la electricidad.

La lectura de estas líneas puede y debería completarse con la de los siguientes artículos:

Los comentarios son bienvenidos, aunque puestos a elegir prefiero comentarios constructivos. Estoy abierto a críticas, aunque preferiría que vinieran acompañadas de alternativas viables que garanticen un futuro para las cuencas mineras.